Trading

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

TRADING

Trading o Comercio.

PRESENTACIÓN

En los mercados de valores, el trading o negociación bursátil, es la especulación sobre instrumentos financieros con el objetivo de obtener un beneficio.


El trading se basa principalmente en el análisis técnico, el análisis fundamental y la aplicación de una estrategia concreta para operar.

Las personas que ejercen la profesión de trading se les conoce como traders o, alternativamente, operadores o negociadores por cuenta propia.

Estos pueden trabajar de forma independiente, en un fondo de inversión, en un banco o en otra entidad financiera.

EXPLICACIÓN

Los traders se clasifican en scalpers, day traders, swing traders y position traders dependiendo de la duración de sus operaciones.

Lo opuesto a un trader es un inversor, quien opera por naturaleza a largo plazo.

Un trader puede actuar en calidad de agente intermediario, especulador, arbitrajista u operador de cobertura, con el objetivo de obtener un beneficio.

Un trader suele tener una formación en ciencias exactas o sociales (Economía, Administración, Contabilidad, Psicología, Ingeniería).
Suelen tener conocimientos no solamente en finanzas, sino también en matemáticas y estadística.

Un trader opera en los mercados en el corto plazo y aspira a tener una rentabilidad rápida.

Una profesión relacionada con la del trader es la del bróker o corredor de bolsa.
Se limita a intermediar entre compradores y vendedores, llevándose una comisión por cada operación.
El trader compra y vende activos para sí mismo buscando un beneficio en la diferencia entre el precio de la compra y el de su posterior venta o viceversa.

Un trader utiliza una o varias combinaciones de estrategias fundamentando sus decisiones en varios análisis.

Estos pueden ser:
Análisis técnico: El trader utiliza el análisis de gráficas para intentar predecir precios futuros y curvas de tendencias.
Análisis fundamental: Se utiliza la información contable de la empresa para evaluar la tendencia de su precio.
Análisis macroeconómico: Se tiene en cuenta las variaciones que haya en la economía.
Análisis cuantitativo: Se usa la estadística para predecir movimientos en los precios.